Interior.

Instalación compuesta por un vídeo y un amplio conjunto de fotografías que hablan directamente del espacio donde tienen lugar, pero también lo trascienden. Las imágenes estáticas fueron tomadas en 1959 por el padre del artista. La ideología fascista, la disolución del individuo en una masa estructurada y dirigida férreamente, pero también la posibilidad de vida más allá del poder, se complementan con un vídeo rodado en el antiguo gimnasio de la Univesidad Laboral, sede del actual Centro de Arte, que habla de la clonación y la repetición, pero también de la fragilidad de la construcción de la identidad. La memoria del propio espacio es así convocada mediante diversos actos de apropiación, tanto del propio pasado -colectivo y personal-, como de las transformaciones que tienen lugar en el presente. Ha sido exhibido en Wip:sthlm. Stockholm, Instituto Cervantes de Chicago, Museo Barjola de Gijón y Gaería Passagem en Linköping, Sweden entre otros lugares.

About Interior.

Sights for now. Passagem, Linköping, Sweden/Museo Barjola, Spain.

Tomas Miñambres siente interés por las acciones y acontecimientos donde la presencia se destaca y donde la rutina y la vida cotidiana se dejan de un lado durante un tiempo –acontecimientos modestos sin significado obvio–. Así es cómo Tomas Miñambres describe la fotografía que fue la fuente de inspiración para su película ‘Interior’; su padre sube a una de las altas torres de la Universidad Laboral y saca una bella fotografía de cientos de jóvenes haciendo sus ejercicios de gimnasia en el patio de la escuela.   Los cuerpos de los niños yacen en filas rectas, con sus brazos extendidos a cada lado, creando un diseño gráfico casi abstracto.   Tal vez fue un intento por parte de su padre de hacer algo bello mientras sus compañeros supervisaban los ejercicios. Parece que los niños tienen alas, listos para salir volando del lugar donde la autoridad militar y la religión eran dominantes.   En ‘Interior’ Tomas Miñambres ha duplicado a un joven que realiza de forma repetida unos movimientos simples y monótonos en el gimnasio de la escuela.   Tomas Miñambres describe la historia que está detrás de la fotografía como una anécdota, y subraya que prefiere trabajar desde la intuición. Durante la realización de la película ‘Interior’ trabajaba con un ritmo interno, como un pulso o respiración, aunque los temas de identidad y la influencia político/religiosa en la creación están muy presentes en esta obra.

Karolina Pahlen / Paola Zamora

Interior.

Catálogo Las políticas del arte. Locking Shocking . 

Cuando leímos el texto de la obra de Tomás Miñambres y vimos cual había sido para él el punto de partida para la realización del video,”...la idea surgió al ver una foto antigua del año 1952. Se trataba de una vista aérea de cientos de adolescentes (vestidos igual) realizando una tabla de ejercicios en el patio de la universidad laboral...” Encontramos que todo giraba en torno a la idea de “la identidad” y tal como él mismo describe: como ésta se puede perder, intercambiar, reinventar... En su obra “Interior” esto es una constante, ya que la construcción del video; la velocidad, con una cadencia exacta en la repetición de los movimientos, y la propia imagen de la persona basada en la repetición de la misma. Nos hace pensar en que la realidad se nos presenta de manera casi confusa, nos hace dudar de lo que vemos. Esa realidad se nos escapa continuamente, es una cualidad existencial relacionada con el espacio, la contradicción y la intranscendencia. Esto fundamentalmente es lo que sentimos al ver la obra de Tomás, que estamos hechos de espera y ausencia. Las perspectivas que tenemos de nuestras emociones y que están en continua confrontación, nos hace desdibujarnos en multiplicidades cada vez más difíciles de encajar en un perfil predeterminado por el fracaso.   Estas distorsiones crean réplicas de comportamiento que proyectan nuestros miedos y las diversas maneras de enfrentarnos a nosotros mismos.   Réplica es sinónimo de copia, reproducción pero también de derecho a objetar, son dos acepciones tan opuestas y encorsetadas en un mismo sustantivo y que definen las conductas de nuestro comportamiento.   Pensando sobre este tema no pudimos dejar de recordar uno de nuestros desfiles, “Cámara Oscura”, en el que trabajamos la puesta en escena sobre esta misma constante, entre contradicción y duda. Planteamos en riguroso directo un juego que se debatía entre la realidad y la ficción, el espectador se cuestionaba la veracidad de lo que estaba sucediendo creando simultáneamente dos percepciones muy distintas y análogas en un mismo tiempo y espacio. Mediante una cámara de vigilancia situada en el backstage (lugar donde se encuentran los modelos momentos antes de salir a pasarela) se transmitía en directo una imagen hacia las pantallas exteriores, pero ocurría que estas imágenes en muchos casos no eran reales, ya que se mezclaban con otras pregrabadas.   Otros artistas han trabajado con conceptos semejantes de simulación y engaño lo que nos lleva a una nueva forma de pensamiento que podemos definir como pensamiento barroco, siempre enraizado con los oscuros recovecos de nuestros temores y ansiedades. Lo siniestro se despliega mediante la repetición y coincidencia, como en “Interior”, ese personaje en múltiple formación y realizando el mismo acto repetitivo una y otra vez: el gimnasta que salta una y mil veces el mismo potro, encesta la misma canasta, corre por la misma línea imaginaria de un gimnasio...etc. Y a medida que esta repetición se hace más constante se invoca un sentimiento de fatalidad, de algo inexorable, de la casualidad convertida en destino. Esta simulación quizás es la necesidad de llenar un vacío de un mundo solitario y vulgar ocupado exclusivamente por nosotros mismos y donde únicamente nuestros pensamientos nos hacen compañía.         

Locking Shocking        

Texto de Locking Shocking como presentación del video Interior, publicado en el libro catálogo Las Politicas del arte dentro del Proyecto Cultur*AT (Cultura y Patrimonio en las ciudades del Arco Atlántico Europeo) publicado por la Fundación de Cultura de Gijón

Built on Pixpa